Andrés los odia a todos

Estas son un par de cosas que aprendí en mis ires y venires por esta cosa extraña llamada vida. Uno: una mañana de aturdimiento es mejor que una noche de soledad. Dos: probablemente yo no pasaré a la Historia, pero tarde o temprano me cogeré a tu hermana. Y tres: mientras lo hago, no está de mas sentir un poco de humedades vaginales calientes y abundantes. Tampoco estoy diciendo que la nena haga un squirting bañándome bajo una ducha o algo parecido, sólo sería algo para recordarme que le estoy haciendo lo suyo a una mujer hecha y derecha.

Pero creo que la verdadera pregunta es: ¿por qué aún la sociedad del siglo XXI sigue empeñada por destruir a su población femenina?

Radien Felpes

Deja un comentario