El círculo de maestros inspiradores

En la primera reunión del Círculo pusimos el centro en el resultado de chicos y chicas libres y felices. Para eso hay que empezar cuidando e inspirar -como el resumen de transformar y cuidar-, continuar con la búsqueda de sentido y el estrés del maestro y llevar a cabo acciones de narrarnos (nuestras experiencias de pedagogía) y desde ahí hacer transferencia metodológica y llegar a discusiones desde la pedagogía. Ese es un grupo para los sueños y las angustias.

Deja un comentario