El Oráculo de Delfos

Soy de los que no confío en el azar, pues yo, similar al Gran Arquitecto del Universo, no me divierto con los dados y no creo en las sincronías. Me levanté y tomé uno de los tantos periódicos amarillistas que había en la sala de la casa. Los traía mi papá del trabajo dizque sólo “para llenar los crucigramas”.

Me fui al baño porque tenía la vejiga e intestino a punto de estallar. Cerré la puerta, ocupé el trono y preparé el material de lectura.

En la primera plana se anunciaba la horrenda violación de un policía a un bebé de tan solo cuatro meses de nacido en el oriente de la ciudad, la noticia además prometía las fotos exclusivas del pobre bebé y del policía que fue linchado por el barrio, que por poco lo mataban. Pero al lado de esa noticia, que ocupaba un 60% de la primera página, una súper modelo, operada obviamente, prometía unas exclusivas y suculentas fotos. ¿Lo hacen para que uno no se indigne tanto con una noticia tan aterradora?

La curiosidad me asaltó el cerebro queriendo chismosear, pero abrí el periódico bruscamente al azar y caí en la sección del Horóscopo. Decidí retar a la diosa Fortuna. Lo de la violación del policía pasó a segundo plano. Leí:

CANCER:

22 de junio al 22 de julio

Elemento: Agua.

Pues yo odio la puta agua, pensé mientras el primer mojón se desprendía de mi cuerpo.

Planeta: Luna.

Estación: Verano.

Color: Blanco y gris.

Cualidades: Divertidos, amables y elocuentes.

Defectos: Algo perezosos, irritables y muy rencorosos.

Sí, claro… como si la luna fuera un planeta, pendejos…”, pensé. Seguí leyendo:

Simbología: Encarna las bajas y las altas emocionales, igual que un  cangrejo y que al final se esconden en su caparazón. Lo suyo es el  amor maternal, la familia, la cocina, su gran capacidad de imaginar  y las mujeres…

Me reí al leer esto último. Que hubiera gente que escribiera esas mamadas, y peor: gente que se creía esas mamadas.

“Los cánceres asimilan que hay momentos de ser sociable y en otros de estar en soledad. Algo que contradice su personalidad es que por fuera parecen seguros, decididos, fuertes, fríos… pero en su intimidad son unas personas totalmente diferentes. Son demasiado sensibles, a pesar de que de frente no lo parezcan.

Algo que los caracteriza es su gran capacidad imaginativa, son grandes fantasiosos y procuran planear su vida con alguien según un prototipo novelero. Aman el arte, la música y la literatura, por tanto poseen un talento artístico y literario.  Por un lado les encanta ser extrovertidos pero al mismo tiempo sienten una tendencia a retraerse. Grandes galanes con las mujeres…”

Cerré bruscamente el periódico. ¿Cómo es que podían dar en el clavo? Me sentí identificado con aquellas “revelaciones”. Sentí como si me espiarán, me observarán de alguna parte, como a Jim Carrey en The Truman Show. Miré a mí alrededor, hasta en la taza sobre la que estaba sentado. ¿Quién quita que haya una camarita en el fondo del sanitario?, me dije.

Me quedé pensativo unos instantes y me sonreí a mí mismo. Estaba a punto de caer, era lo que aquellos pendejos del Horóscopo querían. No les daría el gusto. Que coman mierda…

— ¿Se demora mucho, o se lo tragó el baño? — preguntó mi hermano golpeando la puerta.

Me giré a tomar el papel higiénico pero… estaba vacío, sólo el tubo de cartón estaba ahí, sin nada. Cosas como esas son las que debería de predecir el maldito horóscopo.

Al cerrar el periódico volví a leer el titular en primera plana del policía violador. Pero lo olvidé en cuanto volví a ver a la modelo. Me masturbé, pero seguía sin papel higiénico.

Deja un comentario