El tamaño del amor

¿De qué tamaño es nuestro amor? ¿De qué tamaño es nuestro anhelo?

Algunos ya lo conquistaron, otros lo conquistan día a día, igual, la teoría es sobre el arte de invocar, conjurar, rezar, milagrar: hay que saber pedir, hay que saber lo que se quiere y hay que poderlo poner en palabras.

Las palabras son importantes para lo inexistente.

Que se pille mis revoluciones cotidianas

Que intuya mis más profundas angustias y se asome a ellas sin poner a desfilar mis demonios en un monologo

Que me recrimine no haber escrito el día anterior, pero nunca me presione a hacerlo

Que me acompañe a dormir pero nunca me mande a dormir

Llena de sí, con propio camino, pero mágicamente siempre con tiempo

Una de la que sea su vicio

Que no lleve cuentas pero quiera contar su historia

Que me deje solo 24 horas pero no me abandone

Que cree de todo, entre eso espacio y silencio

Una a la que le pueda rezar.

Deja un comentario