Mapas, mapas, mapas

Hasta hace poco, las bases de datos no contenían ninguna información relacionada con la ubicación diferente de una cadena de texto que enunciara una dirección o un lugar poco preciso. Después de la creación de sistemas de información geográfica o geoespacial (GIS), los datos están relacionados con un punto o conjunto de ellos en un espacio y pueden ser analizados como parte de un territorio, “darle un lugar a la historia”.

Un sistema de información geográfica permite la organización, almacenamiento, manipulación, análisis y modelización de grandes cantidades de datos procedentes del mundo real que están vinculados a una referencia espacial, facilitando la incorporación de aspectos sociales-culturales, económicos y ambientales que conducen a la toma de decisiones de una manera más eficaz [1]. Una versión de escritorio (completamente libre y manipulable) es QGIS:

http://www.qgis.org/en/site/

También hay aplicaciones como Ushahidi que permiten recolectar información georeferenciada en tiempo real: “No obtengas solo los datos, obtén la historia completa”

https://www.ushahidi.com/

Este tipo de aplicaciones han tenido gran acogida por la importancia de su uso, por ejemplo, monitorear elecciones y respuestas en catástrofes. Incluso en Colombia, la Unidad de Manejo y Análisis de Información Colombia creó una aplicación con este último propósito llamada Monitor Humanitario:

http://monitor.umaic.org/

 

 

** Desde Editores de Ciudad queremos hacer veeduría ciudadana usando estas aplicaciones.

 

Información por: brolin

 

 


[1] https://es.wikipedia.org/wiki/Sistema_de_informaci%C3%B3n_geogr%C3%A1fica
[2] Algunas imágenes tomadas de http://www.flaticon.com/

Deja un comentario