Así está la calidad del aire en el cuarto año de contingencia ambiental

8 estaciones del Sistema de Alerta Temprana del Valle de Aburrá (SIATA), encargado de monitorear la calidad del aire de Medellín y municipios aledaños, amanecieron en color naranja este 5 de marzo de 2019, lo que indica que, a pesar del estado de prevención decretado por la Alcaldía de Medellín el pasado 10 de febrero y entrado en vigencia el 18, la ciudad continúa emitiendo material particulado que puede ser dañino para grupos sensibles de personas, como deportistas o quienes sufren afecciones respiratorias.

Este estado de prevención consistió en implementar una medida de pico y placa de seis dígitos de lunes a viernes y cinco dígitos los sábados, desde el 18 de febrero hasta el 30 de marzo. Este pico y placa “ambiental” restringe la circulación de vehículos en los mismos rangos horarios del pico y placa regular (7:00 a.m. a 8:30 a.m. y 5:30 p.m. a 7:00 p.m.) durante la semana, lo cual desestima el uso del transporte particular, pero no garantiza que vehículos que podrían ser emisores de material contaminante dejen de transitar.

Hoy se completan 15 días de implementación y la medida ha tenido resultados fluctuantes. En su primera semana, las estaciones bajaron a color amarillo (emisiones moderadas), con el reporte de una estación sin datos, y ese primer fin de semana, incluso, pudimos observar una estación en verde. Sin embargo, en la segunda semana de la medida, el color naranja predomina en las estaciones.

En 2019 se completan cuatro años de estar atendiendo estas contingencias ambientales en el Valle de Aburrá, las cuales se presentan en dos épocas del año de alta precipitación. Morada Noticias consultó al secretario de Medio Ambiente, Sergio Orozco, por medidas estructurales que vayan más allá de adoptar una medida de pico y placa cuando el clima dificulta la salida de gases.

Escucha “Así está la calidad del aire en el cuarto año de contingencia ambiental” en Spreaker.

Deja un comentario