MUJERES Y DECISIÓN NO MATERNA

Mientras construía el guión del programa radial locas del coño, estuve buscando algo de cine que mostrase la historia de una mujer o grupo de mujeres que se planteasen la opción no materna y encontré una comedia argentina titulada “Sin hijos” que creí iba a ser la película recomendada. Una mujer defiende abiertamente su opción no materna, frases como “los niños prisión de la gente libre” la acompañan y dejan clara su postura, pero cual no fue mi sorpresa cuando al final, (me la salte por partes y agradecí no haberle dedicado 100 minutos de mi tiempo), la tipa termina preñada y viviendo la más romántica relación amorosa. Irse por ahí con sus discursos progresistas, mientras finalmente están por la defensa del amor romántico y el ideal de familia hetero con hijos.

Total, este no es el caso pero tenía que hacer catarsis. Ahora a lo que vinimos.

En esta sociedad parece que se esta loca si se dice abiertamente “NO ESTA EN MI PLAN DE VIDA SER MADRE”.

Defender un discurso que rechace la maternidad como parte de la opción de vida de las mujeres continua siendo muy mal visto, la mujer no madre parece un ser incompleto, que tiene bloqueado su instinto materno, que teme a su plenitud “cristiana” de mujer y esconde realmente el miedo al compromiso, el amor incondicional y bla, bla, bla.

Pues no, las mujeres que toman una decisión no materna, lejos están de ser incompletas, al contrario se han logrado complementar ellas consigo mismas, rompen con el estereotipo de mujer – madre que no es binomio indispensable en la opción de vida de muchas mujeres y no por ello dejan de vivir la vida, dan prioridad a otras opciones individuales y grupales que pueden incluir la defensa y la mejora de las condiciones de vida de niñas y niños.

Ser una mujer que asume la No maternidad, no implica que no le gusten niños y niñas, aunque puede pasar y es normal, cada mujer construye sus propios argumentos para rechazar la maternidad, aquí algunos de los planteados en el programa. Defienden el hecho de vivir en un mundo superpoblado, sobreexplotado y con recursos finitos que cada vez ofrece menos condiciones para ser habitado y frente a ello consideran que es irresponsable traer más personas, han entendido que el instinto materno no existe y que el amor por los hijos se construye diariamente o no, defienden que el proceso de crianza es costoso económica y emocionalmente y saben que la combinación mujer trabajadora y madre es agotadora y dinamizadora de la triple jornada reproducción y producción a muy bajo costo y muy útil al capitalismo.

No se enredan en discursos que las carguen de culpas y si llegan a hacerlo, lo resuelven con un viaje, un buen libro, un día a tope con lxs sobrinxs, un buen orgasmo, o cualquier cosa que se les ocurra.

Además, muchas de las que hemos gozado de una maternidad más “libre” lo hemos hecho sin tener en cuenta los sueños, anhelos y decisiones de otras mujeres, solo hay que ver la cantidad de abuelas que sin proponérselo terminan cuidando de nietxs que no tenían planeados o simplemente la cantidad de mujeres que se dedican al cuidado de hijxs de otrxs en condiciones tan inequitativas que hacen cuestionar el valor que como sociedad le damos a los procesos de crianza.

El anarquismo ha planteado la necesidad de acabar con la familia como institución esclavista que crea personas para la producción y el consumo, Emma Goldman, la gran anarco-feminista planteaba, “La mujer no quiere seguir siendo la productora de una raza de seres humanos enfermos, débiles, decrépitos y miserables, que no tienen ni la fuerza ni el valor moral de sacudirse el yugo de su pobreza y de su esclavitud”.

El feminismo ha dicho poco sobre el tema, desde una postura que busca respetar las decisiones de cada mujer, pero que finalmente deja solas a las que No quieren ser madres. Mientras tanto se han consolidado muy pocos movimientos que planteen un discurso que rechace la maternidad, necesario frente a posturas totalizantes que continúan teniendo mucha fuerza en el dominio y control de los cuerpos de las mujeres.

El debate continua abierto y la consigna se mantiene.

“NI DEL ESTADO, NI DE LA IGLESIA, MI CUERPO ES MÍO Y YO DECIDO”

Recomendadas:

– Cine

La Sonrisa de la Mona Lisa

Es una película estadounidense del director Mike Newell. Se desarrolla en el año 1953, y narra la historia de una profesora de historia del arte que llega a la Universidad de Wellesley para enseñar a un grupo de alumnas jóvenes que se debaten entre sus inquietudes personales y los roles que les asigna la sociedad.
Entre los conflictos y las dudas, logran tejer una red para apoyar sus decisiones y responder desde la sororidad a las rivalidades entre mujeres.
– Música

Krudas Cubensi:

Ellas son, Odaymara Cuesta y Olivia Prendes: Artivistas cubanas, músicas, hip hop mcs, poetas, performeras, y diseñadoras, representan la acción de mujeres feministas, afrocaribeñas, lesbianas, autónomas, emigrantes y poblaciones discriminadas como parte central y motriz del cambio del mundo.

Canción: Mi cuerpo es mio.

LasTaradas:

Orquestina femenina formada a comienzos de 2010 en Argentina que intenta rememorar canciones de los años 40’s/50’s; algunas olvidadas y otras no tan recordadas: bolero, swing, canzone napoletana y canción popular del mundo entero, respetando su sonoridad original y esencia acústica.

Canción: Que no, no.

Deja un comentario