Vigilar el poder, mapear el placer y habitar la ciudad

¡Bienvenides a Morada!

Aquí construimos ciudad juntes

Nuestro objetivo es enfrentar y disminuir las dificultades que atraviesan por la exclusión y la violencia, y fortalecer sus libertades y derechos.

Morada es un espacio donde encontrarás parches, refugio y una red de protección. Sabemos que lo más importante, es la conexión afectiva, el sentirse parte.
¡Y en Morada, eso es lo que promovemos! Queremos influir en los procesos de socialización, valorando la exploración del placer en la adolescencia
y el ejercer la ciudadanía con pensamiento crítico y expresión artística.

Nuestra experiencia Morada se basa en Casas Culturales abiertas para ustedes, donde se conectarán con personas y organizaciones inspiradoras que se preocupan por su bienestar. Aquí incubamos colectivos juveniles de arte urbano y promovemos el periodismo ciudadano para descubrir la ciudad, ejercer control sobre el gobierno y expresar sus ideas. Todo para fomentar una ciudadanía crítica desde la adolescencia.

¿Cómo

funcionamos?

Morada es puro corazón y pasión, y aunque no hay jefes, ni directores, eso no nos detiene. Nos movemos gracias a la generosidad, el trueque, el parche y el voluntariado. Nuestra onda es la ciudad, el arte, el placer y la conexión con los demás.

¿Cómo que

Morada?

El nombre Morada proviene del verbo “morar”, que se traduce como “habitar con amor”. Porque es más que un lugar físico, es habitar en movimiento, pertenecer sin poseer. Y el color morado nos representa por esa reconciliación ¡Por eso, es nuestro sello!

Sólo se puede amar lo que se habita.

¿Qué

hacemos?

Exploramos la ciudad, hacemos voluntariados y conectamos con otros colectivos. Intercambiamos nuestras habilidades y nos juntamos
para cineclubes, talleres de arte y más. ¡Ah! Y no se pueden perder nuestro podcast “Hasta el Hueso”, donde decimos todo sin pelos en la lengua.

Amamos el arte, es nuestra esencia. Es la forma en que expresamos lo que sentimos, soñamos y creamos un nuevo mundo.
Porque aquí, el arte es más que una forma de expresión, es rebeldía, es crítica, es inconformismo.

Y la ciudad, ah, Medellín… la vivimos intensamente. Hay lugares y personas que nos llenan de amor, pero también hay lados oscuros
que rechazamos. Queremos una ciudad donde el amor sea auténtico, donde todos podamos ser lo que queremos.

¿Quiénes

somos?

Somos jóvenes conectados, sin jerarquías, ¡todos aportamos! Hay líderes, feministas, profes, artistas, editores, ¡todos somos uno!

¿Dónde

estamos?

Tenemos dos sedes ubicadas en el barrio San Javier que quieren ser un punto de encuentro para toda la ciudad. Compartimos sede con la Fundación Casa de las Estrategias, Editores de Ciudad y somos un nodo de la Tribu Akowa y de la biblioteca comunitaria Sueños de Papel.

Morada Raíz (Carrera 97 #40-26)

Encarrete Morada (Calle 40 # 101 A 39)

Morada

es...

Morada es nuestra casa, nuestra tribu, nuestro refugio. Y juntos, construimos una ciudad llena de sueños, amor y arte.

¡Somos Morada, y juntos vamos a cambiar el juego! ¿Listos para ser parte de la movida más genial de la ciudad?

Nuestra

filosofía

Ciudad como política de lo cotidiano:

En Morada se unen las pasiones y el entusiasmo al inconformismo: apreciamos una ciudad, la vida, las redes que se tejen más allá de cualquier nacionalismo o patriotismo, pero estamos en desacuerdo con el resultado del mundo, lo hegemónico en la ciudad, la dirigencia nacional y, sobre todo, la clase política.

Creemos en lo inútil, en lo disfuncional, en lo que se declara al margen. Creemos en oponerse, pero, sobre todo, en jugar paralelo, en crear un nuevo lenguaje, en deseos que no estén mediados por el establecimiento. 

Arte como fin:

Creemos en el arte como objetivo (y no como medio), el arte como factor más puro e intenso en la construcción cultural y la cultura, nuestra cultura como motor para desear más, desear “clarito”, con la sustancia de los sueños, la sensación del otro.

Arte como imaginación, ficción, arte como deseo de una nueva sociedad, aprendizaje de nuevas formas de sentir desde donde relacionarnos trazar metas y cotidianidades.

Blog

Morada