Una huerta hecha de amor

Olga Lucía Zapata Vidales, licenciada en educación preescolar con posgrado en educación ambiental, da clases de sociales, español, matemáticas, ciencias naturales. Trabaja en la institución educativa San Jose Obrero desde hace 18 años. Actualmente enseña en el grado quinto la ciencia de las huertas, construyen mapas de átomos, funcionamientos, cuidados y enfermedades. Le gusta fomentar y rescatar los espacios abiertos del colegio para aprender y compartir al aire libre. En una ocasión ella junto con el grupo quinto hicieron diferentes bases y stand de origami, poesía, petroglifos. A la profe le gusta leerles cuentos, hacer meditación, origami, declamar poesía y decorar los espacios del salón de acuerdo a la temática que estén viendo. Manuel tiene 12 años y dice que gracias a su profe ha aprendido a sembrar y sabe otras cosas que antes no entendía como que “toda acción tiene su reacción”, otro de sus estudiantes dice “todo lo aprendido es por la profe Olga, ella es la mejor profesora”. Los niños se apropian de la huerta y el conocimiento que allí emerge. Cuando llega alguien a conocerlos, le muestran el proceso que llevan, ellos saben qué plantas tienen y cómo sembrarlas, qué necesitan estas para crecer, para qué sirven, cómo se ahuyentan los animales que las pueden dañar, además todo esto lo comparten con sus familias “cuando llego a mi casa le muestro a mi mamita lo que aprendo y sembramos juntas” Sin duda esta experiencia inspira.

 

 

1 comentario en “Una huerta hecha de amor

Deja un comentario