Vigilar el poder, mapear el placer y habitar la ciudad

Antes de dar

leche a los niños

y carne a los hombres

Antes de negar

las perlas a los cerdos

Los oídos

deben oír

Los labios callar

Tres libros fueron unidos

en una única enseñanza

Y tras largas

búsquedas

por hallar su sentido

el maestro fue víctima

de mordeduras escandalosas

Vivir en tinieblas

hace que las bestias

se coman unas a otras

Obliga a que la sangre

sea alimento de escrituras erradas

El sol se cae a pedazos

Compartir:

Facebook
Twitter
WhatsApp

También te puede

interesar

Revolución del lenguaje
Peladxs parlantes
Mientras desayunamos