Vigilar el poder, mapear el placer y habitar la ciudad

Arte al alcance de todos en el Palacio Nacional

Por: Lizet Cuartas E.

Por los amplios y románticos salones del Palacio Nacional en Medellín se pasea, desde el 25 de noviembre de 2021, un aire diferente, un aire artístico; que nace en la entrada principal bajo la imponente escultura, en forma de guitarra, fabricada en acero espejo por el artista antioqueño José Cirilo Henao, y que se va agitando por las escaleras eléctricas hasta llegar al tercer, cuarto y quinto piso, donde se encuentran las más de 45 galerías y 20 salas de exhibición abiertas para el disfrute y la contemplación del público sin costo alguno. 

“Un centro así no existe a nivel de Latinoamérica y ha sido posible gracias a un proceso de voluntad artística y de mucha inversión, con el que estamos buscando la reactivación económica del arte en un proceso donde todos cabemos, y será el mismo mercado el que le irá dando la oportunidad al artista de vender su obra”, Diana Rivero García Gestora Cultural del Palacio Nacional.

Este parche está cogiendo cada vez más fuerza entre los amantes del arte y la cultura, pues es regresar a esta joya arquitectónica, declarada Patrimonio Histórico y Artístico de la Nación en 1993, ubicada en la carrera Carabobo entre las calles Pichincha y Ayacucho no solo a comprar los tenis, la ropa o los suvenires que se consiguen allí, desde que el Palacio se convirtió en 1991 en un Centro Comercial, al ser vendido por la Junta Directiva de las Empresas Departamentales de Antioquia a un comerciante de la ciudad, sino también para habitarlo en otras formas y apreciar cómo converge la moda con los trazos, las formas, las texturas, los colores, los volúmenes y los elementos presentes en una obra de arte. 

Lo que antes eran bodegas de calzado y oficinas de comerciantes de “El Hueco” de Medellín que se quebraron por la pandemia, se transformaron en iluminados salones luego de la gestión del pintor y escultor José Cirilo Henao. 

“Los artistas estaban al borde del suicidio porque no tenían donde exponer, las galerías cerraron y como el arte no es un artículo de primera necesidad la gente estaba concentrada en otras cosas. Por eso hablé con el gerente de la Sociedad Hacienda El Portal, quienes administran El Palacio y le planteé la idea de transformar el espacio en galerías y le encantó.  Hasta ahora ha sido todo un éxito, hay artistas que han vendido más de 20 obras”, cuenta José Cirilo. 

En el recorrido, se observan obras como las de Jorge Vélez, Enrique Grau, Rodrigo Arenas Betancur, Belarmino Miranda, Salvador Arango, Jaime Abril, pero también de una cantidad de artistas emergentes y de mediana trayectoria para los que no ha sido fácil acceder a espacios donde mostrar su trabajo. Alex Tabares, es un artista plástico de 24 años, de la comuna 4, Aranjuez, que en este momento expone su obra La fachada oculta en una de las galerías del palacio llamada La Piedra Angular. 

 

“Ser artista es más que un título” 

En esos dibujos a grafito sobre papel de algodón, Alex muestra la relación que tienen las personas frente a los espacios y los objetos en el hogar y cómo estos tienen la capacidad de almacenar recuerdos y dar testimonio de lo que allí ocurrió y continúa pasando. 

“Cuando las personas se enfrentan a mi obra les parece muy misteriosa. A veces les asusta un poco, pero les atrae, pues hay algo que no cuadra del todo, está pasando algo o hay una acción suspendida. Yo creo que el arte debe generar la invitación del otro a acercarse, a cuestionarse. Por eso lo que hago es soltar pistas, y es el espectador el que termina de cerrar el ciclo del entendimiento frente a la obra. En esa medida trato de generar interrogantes en las imágenes y jugar con vacíos y llenos para desequilibrar un poco”, comenta Alex. 

Este joven artista, decidió dedicarse a estudiar Artes Plásticas a los 14 años mientras cursaba el grado noveno influenciado un poco por su entorno de amigos y un tío tatuador. Cuenta que al principio estaba algo asustado, “uno no niega la visión del arte que hay en este país, pero aun sabiendo a lo que me enfrentaba me dediqué a esta profesión donde hay que tener obstinación, disciplina y constancia”, afirma Alex. 

El talento de Tabares ha recorrido algunas salas de exhibición a nivel nacional. Su primera exposición individual fue en el 2019, en la Biblioteca de la Ciudadela Robledo de la Universidad de Antioquia, siendo estudiante de pregrado de la Universidad Nacional sede Medellín, luego una exposición colectiva en el festival Open San Felipe con la galería Alma en Bogotá y ha estado en varios catálogos de revistas, entre ellas la del Salón Nacional de Dibujo con la Academia de Artes Guerrero y la Revista Ojo de Pez de la Universidad de Antioquia.   

Otro de los artistas del Palacio Nacional, es el escultor Andrés Vélez, director de la galería Piedra Angular y docente de la Fundación Universitaria de Bellas Artes, quien, a la hora de abrir este espacio para su obra, quiso compartirlo con otros artistas, para “regalar verdadero arte al mundo y arte hecho con las manos”, dice Andrés mientras cuenta los inicios de su galería.  

“Como profesor me he dado cuenta que el arte ha sufrido mucho en la academia en cuanto a que el talento se está dejando de lado, se ha convertido más en una filosofía, en una explicación de textos y no a la creación. Por eso muchos estudiantes han renunciado a su carrera. Pensando en eso, quise recuperar esos talentos, pues hay personas que, aunque ya no están estudiando, siguen vigentes pues están pintando, dibujando y esculpiendo. Por eso no exijo que sean artistas graduados, porque ser artista no necesita de un título”, explica Andrés, junto a su escultura Deslizarse de la serie Agua. 

En esa búsqueda de talentos, Andrés encontró, a través de redes sociales, a Alex Tabares, en el que vio a un artista “muy sincero en su hacer, con una obra muy limpia”, por lo que no dudó en invitarlo a exponer en Piedra Angular.

Yo como artista buscaba esas mismas oportunidades, pero fue muy difícil, por eso quiero dárselas a otros. Me di cuenta, además, que hacer sentir importante a las personas es algo que nos hace falta, me refiero a mostrarle a las personas lo bueno que son en lo que se dedican, explica Vélez. 

El Palacio Nacional es un espacio que invita a la estadía, al encuentro con el otro, a la contemplación. Además de ser un ventanal para todos los artistas donde se puede comprar arte, debe configurarse como un escenario de ciudad para ver, sentir y habitar por las más de 1500 obras. “Mucha gente desconoce este lugar. Yo llevo muchos años viviendo en Medellín y para nosotros el palacio es ropa, pero saber que aquí también hay arte me parece muy interesante y realmente esto es mucho más cercano a un concepto de lo que es el palacio y lo que se debería hacer aquí”, afirma Maryi Valderrama, visitante del palacio. 

Las galerías se pueden visitar de lunes a sábado desde las 10:00 a.m. hasta las 7:00 p.m. o programarte para este jueves 21 de abril de 2022 al evento Noches de Galerías a partir de las 6:00 p.m. donde se renuevan las exposiciones en cada sala, se dan conversatorios y encuentros con los artistas, además de disfrutar de la música en el café bar del lugar. 

Fundación Amor y Arte-Galería Cobos-Miranda.

Serie Agua, del artista Andrés Vélez. Galería Piedra Angular

En el cuarto piso está instalada Péndulo, de Juan José Cobos.

 

Compartir:

Facebook
Twitter
WhatsApp

También te puede

interesar

Revolución del lenguaje
Peladxs parlantes
Mientras desayunamos