Vigilar el poder, mapear el placer y habitar Medellín

¿Cómo me comunico? Los días de un loco

Crónica por : Editores de ciudad – El Ciudadano.

Sentado solo de nuevo, nunca traté de escapar físicamente de mí, lo he intentado mil veces, más mentalmente, pero pensar como el enjambre de tal forma que los imite a la perfección. Sería igual a acabar ganando nuevos amigos, pero perdiendo mis ideales, sería igual a excavar una fosa, pero lo digo hoy de nuevo, no soy sepulturero. 

He pasado los dos últimos años con una angustia dentro de mí. Durante este tiempo, el agua que bebo cada día nunca se tornará como un alcohol, ni en el aire que respiro se convertirá en la muerte de mis pulmones. 

Las malas noticias nunca dejan de llegar, cae como nieve o lluvia, ¿Soy del populacho o interior? Esta mañana también he tratado de escapar, está claro que dicen algo sobre mí: eres un pasivo, blando o mimado.

Compartir:

Facebook
Twitter
WhatsApp

También te puede

interesar

Revolución del lenguaje
Xenofobia
Peladxs parlantes
Mientras desayunamos