Vigilar el poder, mapear el placer y habitar la ciudad

Que burgas baladas, pero la que yo pedí nunca la escuché

Crónica por : Editores de ciudad – El Ciudadano.

A diferencia de 12, que es un ser inmaduro, obstinado y burgo, yo resulto ser un poco ingenuo, pues pienso que no siente envidia o ira por mí. Yo siento que su compasión no es lo mío, pero ellos buscan ese sentimiento de superioridad o, tal vez, soy el causante de tal emoción hacia mi persona, ¿Qué intranquilidad si dejo pasar esto y que sea peor? Sus motivos son inmaduros, aunque no está bien, lo creo para ser más preciso y lo presento.

Alguna vez dejará de estar en mi contra, pues es mayor que mi persona y aunque le puedo poner un tatequieto no pienso de tal forma hacia él. Creo que su edad está aproximadamente entre los 20 y 21 años, a diferencia de mí que tengo 18 años.

Mi cuerpo está bien desarrollado y mi mente lenta, pero tranquila la nota a leguas de kilómetros. ¿Será por mi forma de hablar, pues soy tartamudo? Lo puedo deshacer con unos golpes, el cuerpo de él resulta ser algo débil, comparado con el mío. Esto sería un trabajo fácil para mí. 

Pero no tolero a los patanes que fingen ser caballeros ante otros.

Creo que mi color de piel es el causante de esto, pues me dice “negro feo”, etc. 

¿No sería que me odia por mi color? Y si es por este motivo, no podré hacer nada, pues mi color de piel me encanta, me da esa confianza y pasión que resulta ser una mezcla perfecta de mi personalidad, mi cuerpo y mi color. Que burgas baladas, pero la que yo pedí nunca la escuché. 

 

Compartir:

Facebook
Twitter
WhatsApp

También te puede

interesar

Revolución del lenguaje
Peladxs parlantes
Mientras desayunamos