Fotografiar el recuerdo

Edeison tiene 17 años y es el hijo mayor de José Octavio Valdez Y Carmen Emilia Zabala, la vereda donde nació queda a 30 minutos en moto y una hora en chiva, desde el municipio de Ituango. “yo siento que en el campo aprendí a valorar lo que es el ser, lo que es sentir paz y tranquilidad.” Su  familia está dedicada al ganado y a la producción de café a pequeña escala.

La educación en su vereda solo llega hasta quinto de primaria, Edeison para seguir estudiando se tuvo que enfrentar al  sacrificio de caminar dos horas diarias para llegar al estamento educativo, el cual, va hasta noveno grado de bachillerato.

Bregarse solo, fue una decisión que tomó para poder terminar el bachillerato; lejos de su familia, y también de esas cosas tan dignas del campo, para poder pasar a estudiar en el pueblo.

En medio de esta experiencia, conoció la fotografía en un colectivo de comunicaciones cercano, el mismo que terminó despertando esa curiosidad tan especial de Edeison por la imagen. Desde ese momento la cámara del celular, compacta o profesional; se han convertido en sus compañeras y de alguna manera, en el medio que utiliza para retratar su mundo.

“Cada cosa puede ser una foto, una forma de detener el tiempo”, dice referente a sus visitas a la finca de sus padres. Con la fotografía los recuerdos del campo se le hacen más gratos, le recrean una felicidad vivida, quizás, una felicidad del pasado.

Entornos protectores, un programa de la Universidad de Antioquia, le permitió a Edeison hacer un doctorado referente a la fotografía en argentina. Por el momento, está integrado en la creación de un documental llevado a cabo por la casa de la cultura del municipio; él como sus compañeros están empeñados en cambiar la página de la violencia, “la gente que viene al municipio por primera vez, tiene una tendencia de ir primero a buscar en el computador, en vez de preguntar a alguien con la experiencia; entonces encuentran hostigamientos y noticias de enfrentamientos”.

El domingo, día de la decisión de Colombia frente al Plebiscito, Edeison no pudo votar. Hay un aspecto de este proceso de paz que deja un buen sabor de boca en Ituango; desde el cese al fuego bilateral, se puede salir después de las seis de la tarde y Edeison puede tomar fotos nocturnas.

Deja un comentario