Mi morada

Lo siento, por no haber llegado en el día que tu proyecto salió a flote, pero no te angusties, porque he llegado como un barco sin capitán… un barco que se ha desgastado por la traición de la marea y las tormentas. Llegue porque en el lugar donde vivo me … Leer más